miércoles, 16 de enero de 2008

despierto contigo y muero en ti

a alguien le importará lo que escribo o me leerá??? alguien de verdad le importará mi historia? y lo que quiera expresar?
Y había una vez.... una joven, a veces extraña, a veces tan natural; decían que soñaba mucho , con cosas tan lejanas y a veces imposibles,era cual niña observando la inmensidad del mar... sus secretos y enigmas , sin notar que es solo un hoyo lleno de agua.... Un dia , despertó y volteó a ver el camino que había dejado atrás ,se dió cuenta que en el piso estaban tirados pedazos de lo que fué algún dia... (algunos eran mejores que lo que es ella hoy ... o al menos eso creyó). Depués de ver eso... se preguntó si aún quedaba algo de si misma ¿está realmente ahi? ¿es realmente ella la que ve a través de esas cuencas por los ojos?

Se echó a dormir y murió... volvió a despertar. Volvió a vivir; ¡el mundo seguía ahi! pero que insignificante se sintió!!!, era lógico que nadie ni nada se detendría, asi que volvió a morir; ya así, nada importa, sus sentimientos son solo recuerdos y cicatrices. ¿cómo podría sentir si no sabe que es un sentimiento? si no sabe como sentir? ¿cómo poder amar si no se ama en si?
Y por última vez volvió a despertar. Y por última vez volvió a vivir. La oscuridad no se iba y sentía como se perdía... hasta que se dió cuenta que sus ojos cerrados estaban y la luz ya cegaba, quemaba. De repente notó que áún sentía nada; que perdida estaba; ¿qué he hecho? ¿ a dónde he ido?

confusión...
¿qué pasó con lo que era antes?
¿en dónde me perdí?
¿en qué punto ha cambiado todo?
¿o ya morí?
y volvió dormir.
Y volvió a morir.




y asi es ana... si tu no estás ya nada tiene sentido, si tu me abandonas y me dejas perderme entre este mundo lleno de personas sin voluntad, de adicción a la horrorosa comida, ya nada valdría la pena. Ana, déjame perderme en ti, déjame poseer tu perfección, déjame ser feliz a tu lado, ayúdame en tu camino y no me dejes traicionarte. Recibo tus regalos diariamente, los números decienden y mi amor en ti asciende, cual espuma que se desborda de mi alma. Mi estómago ya no soporta sólidos, ni un pan me puedo acabar, ana hazme tuya enteramente. Hoy porté con orgullo una pusera roja y heridas tras ella. Amo cuando estoy a tu lado obediente, mantenme asi, dame tu fuerza hasta el final de mi vida o hasta que mis huesos sobresalientes me digan que soy bonita, que soy divina.

1 comentarios:

loveinjapan dijo...

ami ana también me castiga atravez de lágrimas de sangre y no en un inodoro. un beso querida princesa, yo leí lo que escribiste y de verdad te entiendo. Pero yo más que por mi cuerpo, estoy desconforme con un chico y por eso recurrí a Ana para que ayudara. Ella me hizo sentir muy bien. Cuidate. un beso eri_irresponsable@hotmail.com

dale clic

 
. © 2008 Template by Exotic Mommie Illustration by Dapina